Salò o los 120 días de Sodoma (1975)- Pasolini

Además de la metáfora de la relación sexual (obligatoria y fea) que la tolerancia del poder consumístico nos hace vivir, todo el sexo que hay en Salò (y lo hay en una cantidad enorme) es también la metáfora de la relación del poder con sus sometidos. Con otras palabras, es la representación (quizás onírica) de lo que Marx llama la conversión en mercancía del hombre: la reducción del cuerpo a cosa (a través de la explotación).

(…) Cuatro poderosos (un duque, un banquero, un presidente de tribunal y un obispo) ontológicos y por tanto arbitrarios “reducen a cosas” a sus humildes víctimas. Y esto en una especie de representación sagrada que, siguiendo la que probablemente era la intención de Sade, tiene una especie de organización formal dantesca. Un Ante-Infierno y tres Círculos. La figura principal (de carácter metonímico) es la acumulación (de los crímenes); pero también la hipérbole (querría llegar al límite de la soportabilidad).

Saló. El Infierno según Pasolini. “Autoentrevista de P. P. Pasolini: El sexo como metáfora del poder”. Edición de  M. Maresca y J. I. Mendiguchía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: